Aeronoticias.com.pe

15122017

Back Noticias Taurina

Taurina

XXI Congreso Internacional de Cirugía Taurina

  • PDF

(Aeronoticias) Esta semana, entre el miércoles 19 y el viernes 21 de noviembre se celebrará en nuestra capital la XXI edición del Congreso Internacional de Cirugía Taurina, evento que congrega cada dos años a los médicos especialistas en cirugía taurina en los países donde se dan corridas de toros, España, Francia, Portugal en Europa y México, Colombia, Venezuela, Ecuador y Perú en América. En esta ocasión y según acuerdo tomado por la Sociedad Internacional de Cirugía Taurina en la edición XX del Congreso realizado en el año 2012, el Congreso lleva el nombre del Dr. Andrés León Martínez como homenaje a su destacada y larga trayectoria al frente de la enfermería de la Plaza de Acho.

Este congreso se celebrará por tercera vez en Lima, habiéndose realizado por primera vez el año 1986 y por segunda vez en el año 2006. Durante su desarrollo se presentan conferencias de destacados cirujanos taurinos de los países participantes, intercambiando sus experiencias en las enfermerías de diversas plazas de toros del mundo.

Cuarta corrida, solo el arte de Finito y el poder de Perera

  • PDF

(Aeronoticias) Con casi tres cuartos de plaza se ha celebrado la cuarta corrida de la Feria del Señor de los Milagros. Se anunciaron 6 toros de Las Ventas del espíritu Santo, de propiedad del maestro César Rincón, pero por devolución del sexto se jugó un sobrero de Achury Viejo. Los toros del gran torero colombiano estuvieron muy bien presentados, algunos de ellos fueron ovacionados al pisar el ruedo, pero todos fueron pitados en el arrastre, debido al escaso juego que dieron. El de Achury Viejo, grande pero cornicorto salió con mucho brío pero después manseó. Lo que no nos explicamos es por qué se devolvió el sexto, pues no es que era más manso que sus hermanos, lo que ocurrió es que ni el matador, en este caso Talavante, ni ningún peón supieron pararlo, nadie se atrevió a lidiarlo llegándole a la cara para pararlo y meterlo en los capotes. Pero como el público, que da pena decirlo pero que cada vez sabe menos de toros, empezó a chillarlo y el palco lo devolvió.

El cartel era de lo mejor, Finito de Córdoba que ludió un precioso y muy elegante traje morado y oro con la chaquetilla de terciopelo, Miguel Ángel Perera que vistió de azul turquí y oro y Alejandro Talavante vestido de lila y oro. Gran ovación al término del paseíllo y muchas ilusiones en la plaza.

Finito de Córdoba ha realizado lo más torero y artístico de la tarde. En su primero hay unas buenas verónicas que remata por una bella media. Pica bien César Caro y los banderilleros Jaime Padilla y Andy Guerrero se lucen clavando arriba. Finito torea muy suavemente y poco a poco va metiendo al toro en la muleta pero el animal se raja pronto. Hay dos pinchazos y una estocada entera acaba con el toro. En el cuarto poco hay de capote pero con la muleta empieza Finito por alto con mucha suavidad y luego va hilvanando series con la derecha con una exquisita clase. Hay una buena serie con la izquierda pero corta porque por ese lado el toro no sirve. Sigue con la derecha y hay una serie de molinetes de gran belleza. El toro huye continuamente pero Finito le da todas las ventajas y le va sacando faena y lo va dominando, con mucho arte además. Mata de estocada un poquito trasera y hay algunas  protestas de un sector que cree que es entendido pero que no mira al toro que es lo fundamental para valorar la actuación de los toreros. Hay ovación para el torero pero que creemos que lo mínimo que merecía era una vuelta al ruedo.

Miguel Ángel Perera ha mostrado una vez más lo poderoso de su muleta y el gran valor que posee. Su primero es otro manso al cual va metiendo poco a poco en la muleta obligándolo a base de meterse entre los pitones y tirar de él con mucho temple. Faena que cala en los tendidos pero que no culmina con la espada. Hay un pinchazo, una estocada casi entera y descabella al tercer intento. Aplausos que el matador agradece desde el callejón. Creemos que debió salir a saludar. En el quinto no pudo hacer casi nada pues el toro es muy manso. Su labor es silenciada.

Alejandro Talavante no ha estado bien. Es verdad que su lote no ofrecía posibilidades pero le hemos visto como desganado y aburriéndose pronto. No se le vio nada en ninguno de sus dos toros. Como mencionamos antes, inexplicable la devolución del castaño corrido en sexto lugar.

Picando bien César Caro y los tres picadores españoles. Con los palos vimos buenos partes en el primer toro, bien Juan Sierra  en el segundo toro y el más destacado Denis Castillo.

El ganado falló en la segunda de Feria

  • PDF

(Aeronoticias) A diferencia del sábado, el domingo lucía el sol creando el ambiente propicio para una buena tarde de toros. La empresa había anunciado toros colombianos de Salento, ganadería  que se presentaba en Acho. A la hora anunciada parten plaza El Fandi, de naranja y azabache, Iván Fandiño, de canela y oro y Fernando Roca Rey de caña y oro con cabos negros.

Los toros de Salento lidiados en los 5 primeros lugares deslucieron la tarde. Toros justos de presencia, feos y muy complicados para la lidia, mansos unos y muy peligrosos los otros. Realmente malograron la tarde. En sexto lugar se lidió un ejemplar de Achury Viejo, también feo de tipo que tampoco ofreció mayores posibilidades aunque no llevaba el peligro de los de Salento.

El Fandi mostró como siempre mucha voluntad y deseos de agradar, muy puesto como que es de los que más torean cada año, tuvo un lote que no ofrecía posibilidades. El primero  desarrolló sentido muy pronto colándose continuamente. Se luce en banderillas el matador y tras intentar la faena de muleta tiene que abreviar. Mata de una estocada que cae baja. Silencio. En el cuarto se repite la historia pues el toro que le tocó ofrece también muchas dificultades. Muy bien con las banderillas en tercio en el que invita a Roca Rey, el granadino coloca hasta tres pares destacando los últimos en el llamado dos en uno que consiste en citar con dos pares de banderillas clavando el primero al violín y saliendo de la suerte colocar el otro al cuarteo. Gran ovación. Con la muleta nuevamente su voluntad se estrella contra lo imposible de su enemigo. Recibe palmas al final.

Iván Fandiño ha demostrado el por qué del lugar que ha alcanzado en el escalafón actual del toreo. Mucha voluntad y enorme valor caracterizan a este torero que ya desde su debut hacen tres años ha ganado un sitio preferente en la afición limeña. Su primero es un toro con mucho peligro que en un momento de la faena se cuela descaradamente y le pega una voltereta impresionante. Se repone el matador y trata de cuadrarlo para entrar a matar. El marrajo parece muy enterado porque todo es que el torero prepara la espada se arranca con violencia. Por fin después de una atravesada agarra una estocada entera de la que cae el toro. Hay aplausos para Fandiño. El quinto es otro regalito. Presenta muchas dificultades, no coge bien los engaños, se sale de la suerte pero Fandiño porfía hasta que lo va metiendo en la muleta y compone una meritoria faena. En un momento el toro se cuela y coge al torero de fea manera propinándole un puntazo. Se repone el diestro y a base de muchísimo valor continúa su vibrante actuación y mata de una gran estocada. Es aclamado y diríamos que no corta sino que arranca una oreja al manso.

Fernando Roca Rey ha tenido una aceptable presentación luego de dos años de ausencia de nuestra Feria. Ha estado valiente y muy voluntarioso. Alternó en banderillas con El Fandi colocando algunos pares estimables. Con la muleta se le notó muy dispuesto en sus dos toros pero sin lograr redondear las faenas por las dificultades del ganado. El sexto le pegó una voltereta y dio la impresión de que lo había calado en una pierna. A pesar del ganado, creemos que justificó su presencia en la Feria.

De los subalternos destacó nítidamente el peón de confianza de Fandiño, Niguel Martín, que fuera matador de toros. Colocó dos muy buenos pares de banderillas y con el capote estuvo siempre muy bien colocado y bregando como se debe.

Durante el paseíllo se rindió nuevamente homenaje al maestro José Mari Manzanares con un minuto de silencia, a cuyo término se escuchó una larga ovación en recuerdo del gran torero que tantos éxitos cosechó en Acho. Las banderas de la Plaza lucieron a media asta.

Tarde muy fría en la Novillada

  • PDF

(Aeronoticias) Entramos ya al mes de Noviembre cuando normalmente ya hay sol de primavera, pero la segunda novillada de la feria se ha desarrollado con mucho frío, que es todo lo contrario al sol que ilumina y alegra las tardes de toros. En esta oportunidad la empresa había programado un interesante cartel con tres novilleros punteros españoles con ganado de santa Rosa que en la primera novillada dieron buen juego. Tal vez sería el frío, pero los novillos en general fueron muy distintos en su comportamiento a los jugados la semana pasada. Desigual la presentación, hubo tres adecuados y tres con menos presencia.

Durante el paseíllo se detuvieron las cuadrillas para rendir un homenaje con un minuto de silencio por el maestro José Mari Manzanares. Al término hubo una cerrada ovación en recuerdo de un diestro que tantos éxitos tuvo en nuestra plaza y que tan temprana e inesperadamente se ha ido.

Terminado el paseíllo la tradicional ovación obliga a salir a saludar a los tres alternantes, Borja Jiménez que lucía un bonito traje verde botella y oro, Francisco José Espada de Corinto y oro y José Garrido con un vestido sangre de toro y oro.

Borja Jiménez ha lucido sus buenas maneras y condiciones llegando a cortar con justicia  una oreja al cuarto de la tarde. Es un torero con capacidad que a nuestro juicio está ya para la alternativa pues con los novillos se le ve desahogado. Ha toreado bien con el capote y sus dos faenas han tenido momentos muy buenos en el tercio final pues torea con mando y estética.

Francisco José Espada, que es apoderado por el matador César Jiménez, ha tenido una de cal y una de arena. En su primero estuvo muy frío y sin apoderarse del novillo. Al terminar recibió pitos. En el cuarto se luce con el capote y en su faena de muleta, que brindó a Joaquín Galdós, se lució en algunas series con finas maneras. Alargó mucho la faena y recibió un aviso. Tal vez por eso no le pidieron la oreja y todo quedó solo en palmas tibias. A nuestro juicio la faena podría haber merecido una vuelta al ruedo.

José Garrido   estuvo muy bien en su primero. Bien de capote y con la muleta empezó con unos ayudados por alto para seguir en varias series con la derecha muy ligadas. Es cogido al iniciar con la izquierda y vuelve a torear con la derecha. Sigue con la faena y vuelve a ser cogido de manera espectacular pues es zarandeado y arrastrado al meter el pitón entre la hombrera de su chaquetilla. Afortunadamente no sale herido. Con la espada tarda el toro en caer y solo escucha aplausos. En el sexto, en nuestra opinión se equivoca pidiendo el cambio con solo un pequeño picotazo y porque inicia la faena tratando de torrear y no doblándose con el novillo para dominarlo. En nuestra opinión el novillo estuvo por encima de él. Sí es justo decir que es un torero con buenas posibilidades porque cuando está a gusto torea bien y es valiente.

De las cuadrillas destacamos la actuación de Dennis Castillo, como siempre muy eficaz con el capote y excelente con las banderillas, ganando bien la cara, cuadrando donde se debe y clavando arriba. Fue ovacionado teniendo que saludar montera en mano en el quinto.  Muy bien también con capote y banderillas El Loro y Alan Quispe. Digna también la actuación del veterano Trinidad Loarte “El Trini” que colocó dos buenos pares de banderillas.


 

Miguel Abellán triunfó en la primera corrida

  • PDF

(Aeronoticias) El domingo 26 se realizó la primera corrida de toros de la Feria. Con toros de Juan Bernardo Caicedo partieron plaza Juan José Padilla, de burdeos y oro con cabos negros, Antonio Ferrera de morado y oro y Miguel Abellán vestido de marfil y oro. En tarde soleada, día para toros diríamos, la concurrencia alcanzó solo media plaza.

El ganado ha tenido correcta presentación dando el peso reglamentario, esta vez si la balanza ha funcionado correctamente. Sin embargo en cuanto a bravura no han cumplido, solo tres no han presentado complicaciones. El primero muy manso parecía pegado al piso, el segundo, un jabonero sucio, no entraba a los caballos teniendo que ser picado por el que guardaba puerta, David De la Barra, que lo hizo demostrando su calidad, lo que ratificó en el quinto que era su turno. En términos generales faltó casta. El quinto fue devuelto por estar cojo saliendo un sobrero terciado que desentonaba del resto de la corrida.

Al centro del ruedo se detuvo el paseíllo guardándose un minuto de silencio por quienes fallecieron en el curso del año, destacándose en ello la mención que se hizo de quien fuera el excelente varilarguero Miguel Mikulak.

Juan José Padilla no tuvo suerte con su  lote pues el primero parecía pegado al piso. Desde la salida muy abanto primero y luego agarrado a la arena. Nada puede hacer el diestro jerezano que al finalizar su faena escucha algunas palmas. En el cuarto está Padilla muy animoso. Inicia con una larga cambiada de rodillas y trata de torear a la verónica pero la sosería del castaño se lo impide. Con las banderillas invita a Ferrera y se lucen los tres en un vistoso tercio que es ovacionado. Brinda Padlla al subalterno Guerrita que esta tarde se corta la coleta. Con la muleta vemos muy poco por las condiciones del toro. Hay mucha voluntad del matador pero la faena no tiene una estructura. Hay silencio.

Antonio Ferrera bullidor como siempre no logra parear al jabonero segundo. Invita a Padilla a banderillear y ambos se lucen con los palos. Con la muleta hay una buena faena que empieza doblándose toreramente y donde destacan unos naturales con mando. En un momento casi al final de la faena el toro se arranca con violencia y pone en apuros al matador que se salva por un oportunísimo quite de su subalterno de confianza. Entra a matar y cobra una estocada muy baja que hace que todo quede en silencio. El quinto es devuelto por cojo y en su lugar sale el primer sobrero, terciado, que es bien picado. Vuelven a banderillear los dos espadas y son ovacionados. Inicia la faena doblándose y trata de meter al toro en la muleta pero solo puede estar valiente y dominador pues el toro no ofrece mayores posibilidades. Hay algunas palmas.