Última corrida de temporada

(Aeronoticias) La feria del Señor de los Milagros 2017 ha culminado el pasado domingo 3 de diciembre con el triunfo definitivo de Andrés Roca Rey, que ha toreado con todo su empeño, deseo de triunfar, de demostrar en que sitio está y lo ha logrado; su faena demuestra lo bien preparado que ya está y sobre todo porque es hoy en día el torero que atrae a todos los públicos.

Logra el tercer escapulario de oro del Señor de los Milagros seguido y esta hazaña no lo ha conseguido nadie, solo Enrique Ponce tiene 5 escapularios en 28 años de carrera, en cambio Roca Rey en solo 3 años.

Es evidente que Roca Rey se lo ha ganado por su empeño y su afición.

El tercer toro de la tarde es el que le permitió lucir su estilo y su capacidad, de rodillas con el toro muy cerca muletazos de mano muy baja, convenció a tirios y troyanos, el aplauso fue apoteósico cuando se paseó con las 2 orejas en la mano.

José María Manzanares que reaparece en Lima luego de 7 meses de recuperarse de una operación a la columna, que felizmente le ha devuelto la salud. Con su primer toro no tuvo suerte, pero el segundo pudo tratarlo con suavidad y lograr que el toro haga lo que él quería, solo le permitía ver la muleta al toro para que pase y eso hizo que su faena fuera de la clase que el siempre ofrece, el toro se rajó pronto y desgraciadamente mató mal, pero nos queda en la retina su arte y la seriedad con la que realiza su toreo.

El joven Rafael Serna que confirmaba su alternativa en Lima con Manzanares como padrino y como testigo Roca Rey. El primer toro lo toreó con cierta mesura a un toro que no duró mucho y hubo un instante en que parece que se le habían acabado los recursos, peor con el sexto empezó igual, pero dio una sensación de despertar de un letargo y hacer pases que llamaron la atención y al final obtuvo una oreja.